miércoles, 2 de diciembre de 2015

Censorship Chronicles X

No habrá atuendos "escandalozos".

Al parecer este año nos va a dar de qué hablar la censura en los videojuegos occidentales en América.

Tras haber recibido un enorme desaliento con la localización y censura de Maiden of Black Water, Nintendo of America nuevamente nos sorprende con otro asunto bastante similar, ahora con Xenoblade Chronicles X.

Como ya es de conocimiento público, NoA procura mantenerse al margen del debate de los temas sobre sexualidad, violencia y religión, prácticamente en ese orden. Por ello, hace lo posible por presentar en nuestro continente juegos con bajo nivel de temas sexuales, con el menor contenido violento que pueda llegar a la niñez americana y prácticamente nunca se mete en temas religiosos, para no poner en el filo de la navaja la opinión de las personas ya mayorcitas.

Sin embargo, la puesta en escena de juegos desarrollados y pensados para el mercado japonés pone en jaque las decisiones de publicación en nuestro continente. Como recordaremos, al principio se prefería no publicar los juegos japoneses y evitar así la crítica y el riesgo de no colocar suficientes unidades en el mercado.

Hoy la globalización y la velocidad de la información hacen que las decisiones en esta materia se compliquen a tal grado, que dejan comprometida la posición de Nintendo ante sus consumidores. Publicar un juego con cualquier grado de contenido sexual, puede hacer que la empresa se entinte de un matiz misógino y ahogar un juego antes de que llegue a los estantes de los retailers; mientras que la decisión de no publicarlo, coloca a la empresa en el ojo del huracán de los accionistas, de la prensa espcializada y de los consumidores excéntricos que buscan a toda costa amplificar sus experiencias de juego.

La aparente solución a este predicamento es buscar el punto medio, entro lo inapropiado y lo políticamente correcto. Ahí es donde Xenoblade Chonicles X encuentra la luz en su camino.

Un puño de trajes provocadores y la capacidad de elegir el tamaño del busto de tu personaje, son los primeros aspectos censurados en la producción americana.

No. No podrás modificar el tamaño del busto de tu avatar.

¿Es acaso esta la decisión correcta? Las ventas y el el segmento de los consumidores lo determinarán. Mientras tanto, las quejas están ahí, golpeando la puerta de Nintendo of America, movidas por el tumulto de jugadores exaltados por las reseñas de la prensa, quienes exigen de forma conjunta que la obra llegue a sus manos en su forma pura, y no alterada. Clamando que seamos los propios jugadores los que decidamos si un escote pronunciado es (o no es) ofensivo para nuestra cultura popular.