martes, 8 de septiembre de 2015

Nueva Liga Pokémon Veracruz


Al fin, y después de tantos años, vuelve a mi natal Veracruz una Liga Oficial de "Play! Pókemon".
Sobra decir que esta noticia llena de alegría a más de uno; y no solo a aquellos que son fervientes jugadores entusiastas, sino a los que -como yo- hemos seguido la evolución del juego organizado desde mucho antes, incluso, de que The Pokémon Company (TPC) tomara el control y el interés de la parte competitiva de la franquicia.

Para quienes tenemos memoria de aquellos tiempos, la sorpresa es doble; puesto que la Liga Pokémon no solo abarca el ya frondoso juego de cartas de combate (mejor conocido como TCG) sino que también cubre esa impetuosa necesidad de alcanzar al juego de video, quien en origen fue el principio de todo cuanto hoy tenemos.

Hay, hasta el momento, dos puntos que obscurecen la alegría de la apertura de esta liga. El primero de ellos tiene que ver con la presentación de regalos físicos.

Recuerdo bien allá por 2003, los que participábamos en la liga, teníamos recompensas especiales que llegaban por correspondencia a nuestros domicilios. Cartas o sobres con un puñado de artículos promocionales únicos llegaban con mediana regularidad a nuestras casas; todas ellas salían fechadas y selladas con alguna dirección americana para aparecer frente a cada una de nuestras puertas.

Este esquema desapareció hace algún tiempo -quiero suponer que fue por los costos que genera la manutención de un sistema de recompensas como ese- y fue suplantado por pequeños regalos y medallas entregadas directamente a la liga a la que uno se encuentra afiliado; sin mayor profundidad que el orgullo de pertenecer a una liga oficial.

Hoy, hasta donde sé, se ha vuelto un poco más electrónico el asunto y en los premios se considera la descarga de Pokémon especiales, conmemorativos y exclusivos para los participantes de estos eventos. A juicio propio, bien lo vale.

El segundo de los puntos que opaca levemente nuestra emoción por participar nuevamente en una Liga Oficial, es que ya en ocasiones pasadas, nosotros mismos, en conjunto como comunidad, habíamos hecho el intento de instaurar una Liga propia, sancionada y legitimizada por TPC, sin que se lograra avance alguno.

En su momento entendimos las responsabilidades que conllevan mantener vivo "El Espíritu del Juego", como la misma compañía le llama a este ímpetu por organizar el entretenimiento y llevarlo ordenadamente a un punto de competitividad justo y equilibrado, lo suficiente, para llegar a los grandes torneos internacionales. Y entendemos ahora también que esa responsabilidad puede ser bien llevada por aquellos que bajo un supuesto comercial, tienen la obligación de atender no solo esta responsabilidad, sino también la de la propia empresa. Esa experiencia, por el momento, está lejos de nuestro alcance.

Y por ello es que celebramos el valor del nuevo Líder de Liga por emprender este proyecto, al que sin duda, nos apegaremos en la medida de nuestros alcances. Auguramos una nueva época de prosperidad para todos los videojugadores que, más allá del sustantivo, se saben Entrenadores Pokémon.