sábado, 29 de agosto de 2015

Día Gamer 2015


Todavía no sabemos bien cómo es que se marcan los días en el calendario. No sabemos cómo se viralizan o quién los escoge; simplemente están ahí y su intención es resaltar algo importante en nuestra cultura:


El "Día del Agua", por ejemplo, debemos hacer conciencia del ahorro y uso eficiente del vital líquido; el "Día de la Tierra" debemos tener en cuenta que nuestro planeta necesita de nosotros, de nuestros cuidados y atenciones. El "Día de la Secretaria" funciona para rendir homenaje a quien nos ayuda a poner en orden nuestras agendas de trabajo e incluso personales. En fin, cada día tiene un motivo y una razón de ser.

En nuestro caso, el "Día Gamer" -según dicen- viene de una iniciativa de la prensa especializada española. A ciencia cierta no lo sabemos. Lo que sí debemos entender, es que la fecha ya está marcada y, como en los ejemplos anteriores, conlleva un fuerte sentido de responsabilidad.

Tener una fecha en el calendario implica que los gamers entendamos que nuestra industria está en una transición dinámica y continua que va de lo casual y ocioso a lo cultural y social. Debemos entender que jugar ya no se trata solo de perder el tiempo, sino que ahora se convierte en una actividad mucho más intelectual.

Experimentar las robustas narrativas de juegos como Xenoblade Chronicles tanto en su apartado visual como en su apartado musical, debe dejar de ser visto como un simple pasatiempo y asumirlo como una disciplina que empapa y trasforma al jugador en una persona nueva y mejorada... tal y como la literatura lo ha hecho a lo largo de varios siglos.

Debemos entender también, que los videojuegos se alejan del sedentario estereotipo de personas sin beneficio para convertirse en deporte electrónicos; y que esos gamers que antes era vistos como personas aletargadas hoy se convierten en atletas digitales profesionales. Los videojuegos son, pues, la nueva forma de "echarse una cascarita" con tus amigos.

Que no nos quede duda, que los videojuegos han trasformado su esencia de formar personas solitarias y aisladas, a convertir a los gamers en entes sociales ávidos de compartir sus experiencias con otros jugadores; deseosos, siempre, de encontrar alguien más con quien jugar. Esto es notablemente visible con el creciente número de comunidades de gamers que se congregan en cada ciudad; tal y como lo hacen las personas que chocan las copas en un bar después de su horario laboral, o como aquellos amigos que se toman un café los fines de semana.

El Día Gamer, entonces, debe ser tratado con el respeto que se merece cualquier otra fecha del almanaque. Sabidos que en el trasfondo de un simple número del calendario, se encuentra el esfuerzo diario de quienes luchamos un poco para romper el estereotipo del jugador inerte, hermético e inculto.

Hoy es tu día videojugador. ¡Disfrútalo!