lunes, 16 de marzo de 2015

Symphony of the Goddesses: Master Quest


Finalmente, y cuando menos me esperé, me entró la cruda de no haber asistido a The Legend of Zelda​: Symphony of the Goddesses.

Probablemente aquello que más me ha causado depresión, es aceptar la realidad de que la posibilidad de que esta gira de conciertos nunca más regreses al país es muy alta. Estoy muy consciente que las críticas menores dirán que el próximo año tendremos el evento nuevamente en algún foro de la capital, pero lo cierto es que este evento ha venido a menos.

Primero tuvimos la pipa y guante en el santuario del Auditorio Nacional endulzado por la Sinfónica Nacional, para después, en la segunda entrega, solamente tener al Auditorio Nacional como recinto; para finalmente ser cobijados por la Arena Ciudad de México en este pasado Master Quest.

Y no es por hacer menos a la Arena México, pero el peso de un auditorio nacional siempre levantará expectativas superiores a las de cualquier otro foro en donde se permita la ejecución de un concierto. En fin.

Lo que es un hecho es que mi inasistencia y mi incapacidad de luchar un poco más por aquello que tanto pregono amar, me deja una ausencia que tendré que cargar, por lo menos, hasta el anuncio de la próxima gira -si es que la hay- esperando que además exista en ese itinerario una nueva escala sobre la patria mexicana.

De no ser así, me tenderé que conformar con las emociones que me dejaron las dos primeras entregas, y la esperanza de algún día poder volver a asistir a tan magnífico espectáculo musical y multimedia.

Saludos a todos.

Extralíneas: Les dejó un enlace a una de las reseñas que dejó este concierto. No de parte de la prensa especializada, sino de la prensa tradicional; esperando que con ello entendamos un poco más del logro, alcance y relevancia que este tipo de eventos tiene en nuestro país. Así como el impacto que se genera -incluso- en los medios de comunicación más importantes de la nación.

Leer la reseña de PROCESO... aquí.